sábado, 12 de marzo de 2011

alto curueño, descenso del 6/3/11



Desde Redipuertas (cascada en el arroyo Faro) hasta el puente a Villaverde de la Cuerna

Tramo alto del Curueño: (se intuye al menos III con un nivel normal de agua y fácilmente un infranqueable, según el nivel de agua)
Nivel: 0,96 ml. en la escala del balneario y el mismo dato en el Saih de Nocedo (dato relativo, es aguas abajo del desvío al embalse del Porma)
Distancia: 3,87 Km.
Desnivel: 2,12% (1.300/1.218 mts.)
entrada y salida (google earth)





Este domingo pasado nos fuimos al Curueño. Oscar y yo ya llevábamos una temporada con ganas de hacer el tramo alto. La gran ayuda del googleearth y las fotos de picassa prometían un tramo bonito e interesante. Antonio tampoco lo conocía y junto a Pablo y David nos fuimos para allá pensando que iba a haber más agua. Gran desilusión. El agua que había caído por aquí entre semana allí fue en forma de nieve y el río estaba pelado de agua.

Unos 96 cm marcaba la escala del balneario, nivel bajísimo para ese tramo, por lo que definitivamente nos decidimos por el tramo por encima del desvío de agua al Porma.

Aprovechamos también para ver la cascada de Nocedo.


En la subida dimos un vistazo al salto de Cerulleda, pero no acabamos de verlo claro:


Aquí salgo yo haciendo amistades en Cerulleda:


Con tan poco agua el tramo lo acortamos, ya que la navegación se intuía muy trabajosa en los tramos de menos pendiente y decidimos acortarlo hasta el puente que hay en dirección a Villaverde de la Cuerna.

La entrada al río que hicimos Oscar y yo fue espectacular, en el salto del arroyo Faro en el mismo Redipuertas.





Oscar lo hizo francamente bien. Yo iba algo más intimidado y ni me di cuenta de como iba a poner el remo en el salto. Menos mal que no me quedó delante del cuerpo, con lo fácil que es ponerlo pegado al kayak..., pero estaba claro que no tenía el día y para rematar se salió el cubre con el impacto de la caída. Que condenadamente fría se notaba el agua.

Antonio, Pablo y David ya entraron directamente al Curueño y en el vídeo se ve lo bien que emergen los creeks.

Con este agua no se pueden sacar conclusiones del tramo, pero un río estrecho con más de un 2% de desnivel va a ser para no tomárselo muy a la ligera y promete otra visita próxima.

Antes de Cerulleda nos llamó la atención los bajos socavados de las rocas de la orilla en la salida de un meandro. Muy mal sitio para una posible nadada. La cueva tenía más de dos metros de fondo y como se ve en el vídeo, Oscar entraba entero con facilidad, esperemos que nadie entre en una nadada.

Por debajo del segundo puente de Cerulleda hay otro punto en el que hay que andar con cuidado. Un salto que cae a una poza y que con este agua desviaba casi toda el agua a una grieta en la roca que forma el labio del salto. Malo, malo. Le quitamos un poco las ganas a Oscar de hacerlo y entre porteos, saltos directos al río y el elegante salto de Oscar con el kayak lo superamos.



Después sigue la pendiente +- mantenida y en un sitio bastante tonto tuve una nadada. Primer eskimo fallado al no hacer fuerza eficaz en el barrido (cogía la corriente descendente del agua) y en un segundo intento golpeo con el casco contra lo que intuyo que es la roca y tiro de cubre. Al final el golpe que tuve fue contra uno de los creeks que me había pasado por encima en el momento del eskimo. Cura de humildad y seguimos bajando.

Hay un punto en el que el río se bifurca. Antonio se fue por la izq y el resto por la derecha. Con este nivel de agua había algún problema con las ramas (más por la dcha), pero pienso que con un caudal más normal se evitarían.

Poco más a destacar que recuerde en este momento salvo el estupendo bocadillo que nos metimos en La Vecilla.

Pero lo dicho, este tramo nos espera para otro día.





(fotos de Antonio y de Mario)